Cuánto cuesta realmente un kit de comida a domicilio

Es una de las preguntas más habituales (como no podía ser de otra manera) entre quienes nos interesamos por los kits de comida a domicilio por primera vez: ¿cuánto cuestan? Porque está claro que este tipo de kits ofrecen buen producto y buenas ideas para cocinar y comer a nuestro gusto, pero ¿resultan ventajosos económicamente hablando?

Vamos a verlo en detalle, pero ya podemos adelantarte una respuesta: sí, merece la pena. Encontrarás poca diferencia entre el precio de un meal kit y una comida que hayas adquirido y preparado de la forma tradicional, y sí algunas diferencias notables entre ambas propuestas en cuanto a tu comodidad a la hora de cocinar, la variedad de tu dieta y el aprovechamiento de las materias primas.

Ahorrar en la compra del superAhorrar en la compra del supermercado

 

El precio del kit de comida a domicilio, al detalle

Entonces, ¿cuánto cuesta? Pues… Depende del proveedor que escojas, y sobre todo, del plan que elijas. Let’s Cook, toda una referencia en el ámbito del meal kit en Barcelona, tiene tres propuestas que le permiten adaptarse a las necesidades de cada cliente:

  • Plan ahorro: encontrarás una completa propuesta semanal basada en la oferta de temporada. Desde 4€/ración.
  • Plan vegetariano: platos vegetarianos y veganos con la posibilidad de variar la propuesta semanal. Desde 4,25€/ración.
  • Plan gourmet: total libertad para modificar las propuestas de la casa, cambiar ingredientes, oferta ampliada… Desde 4,50€/ración.

En todos los casos se parte de producto fresco y de proximidad, rotación de platos y recetas paso a paso, con la flexibilidad de elegir entre 2 a 7 recetas semanales. Como verás, el precio por ración ronda los 4-5 euros por cabeza. Salen unos 112€ mensuales comiendo todas las noches. No está nada mal.

Poke bowl de salmónPoke Bowl de Salmón, hecho en casa

 

¿Un concepto apto para todos los días?

Pues eso lo puedes decir tú mejor que nadie, que seguramente tengas la experiencia de hacer la compra para ti y tu familia, o bien la de comer fuera de casa habitualmente. Pero vamos a echar unas cuentas así a ojo de buen cubero, calculadora en mano…

Es indiscutible que comer en casa es más barato que hacerlo fuera, aunque es difícil precisar cuánto; depende del lugar, de los patrones de consumo, de la situación de cada cual… Pero, de forma orientativa, una persona puede comer en casa por unos 5-6€ diarios, frente a los 10-12€ que cuesta un menú de restaurante (si lo encuentras).

De forma que, si echamos cuentas, a la hora de comparar un plan de comida semanal basado en el modelo meal kit (que está “en medio”, por así decir) deberíamos considerar unos 224€ mensuales por cabeza si comemos en casa y unos 600€ si comemos y cenamos de menú.

Comer en restaurante puede ser muy caro¿Es realmente sano comer seguido en restaurante?

 

El secreto: un racionamiento racional

Suena a juego de palabras, pero no; es la clave del asunto. ¿Cómo puede un kit de comida a domicilio poner a tu alcance un producto variado de gran calidad y una larga serie de extras (servicio a tu puerta, recetas originales y sencillas, vídeos de apoyo) manteniendo un precio muy cercano al del supermercado?

En primer lugar, lo obvio: no hay un gran incremento en el precio porque aquí el cocinero eres tú. Lo cual tiene, además, un enorme atractivo para muchos de nosotros: no hay nada como la cocina casera de verdad, preparada por ti mismo, sabiendo lo que comes y (como siempre en estos casos) condimentada con mucho cariño.

Ahora, el secreto. En este artículo de nuestro blog hacíamos una detallada comparativa de los gastos que acarrea la preparación de uno de nuestros platos (un pad thai de verduras) si hacemos la compra nosotros mismos. Más allá de los datos cuantitativos, que no tienen desperdicio, se pone de relieve el problema: la merma de ingredientes que desaprovechamos.

Comprar en supermercado¿Botes que no consumes nunca más?

El kit de comida a domicilio, versátil y asequible

Ay, el mundo moderno… ¿Es posible conjugar la prisa, el trabajo, el ocio y ese Shangri-La del bien comer (en casa, barato, a nuestro gusto)? Pues, aunque no es sencillo, cada vez es más fácil. Los más avezados y preocupados por no perder calidad de vida han visto el cielo abierto con este tipo de soluciones que te permiten comer lo que quieres, en tu casa y cocinado por ti mismo sin grandes sacrificios. ¿Quién da más… por menos?

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados